Celebració del Nadal

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

SEMINARI MENOR EN FAMÍLIA (15 -17/12/2017)

CRÓNICA FIN DE SEMANA

Llegó el momento de empezar. Todos íbamos llegando el viernes por la tarde al Seminario. Todos (o como mínimo yo) estábamos un poco inquietos por ver a nuestros compañeros y por saber lo que podíamos hacer, reflexionar y/o sentir. Pero ese día no era como siempre porque se unían los compañeros del grupo Samuel.

Al empezar, tuvimos un rato de tiempo libre para preparar nuestras habitaciones y ponernos un poco al día con nuestros amigos. Al cabo de un rato fuimos a la capilla para celebrar Misa y vísperas. En el momento en que me lo dijeron me pareció extraño que no hiciéramos la catequesis.

Al acabar la celebración, tuvimos un tiempo de juegos que los seminaristas mayores prepararon con mucho interés y energías. Todos nos lo pasamos súper bien.

Luego, al acabar de cenar, hicimos una plegaria que a mí me encanto. Esta iba sobre todo lo que habíamos hecho durante el trimestre (la luz y la sal del mundo), y aunque no acabó de funcionar la dinámica del fuego, pudimos pasar un rato divertido. Al acabarla fuimos a dormir.

« 1 de 2 »

Al día siguiente (sábado), nos levantamos a las 8 en punto de la mañana para poder hacer laudes y Misa. Fue un momento de plegaria y de dar gracias por el nuevo día. Habiendo almorzado tuvimos unos minutos de tiempo libre y luego fuimos a hacer deporte, ese día tocaba fútbol. Cuando acabamos, como siempre, nos pusimos a estudiar durante un buen rato. Fue uno de los momentos que pude disfrutar de concentración y dedicarme a mis estudios.

Al terminar, fuimos a rezar y luego a comer con los seminaristas mayores. La comida estaba riquísima (como siempre), al acabar nos dejaron un poco de tiempo libre. Sobre las tres y cuarto los sacerdotes nos dijeron que nos íbamos al Hospital de San Juan de Dios para poder hacer la actividad de tarde: una charla sobre San Juan de Dios, los voluntarios y qué labores se llevan a cabo en el hospital. Mientras íbamos, rezamos el rosario. Añadir también, que fue genial y me gustó mucho todo lo que explicó Tina (la “jefa” del departamento de voluntarios en el hospital).

Cuando llegamos al seminario estudiamos un rato y luego fuimos a la capilla para rezar las Vísperas. Después, fuimos a cenar y celebramos los 39 años de ordenación de uno de los sacerdotes (Mn. Joan), nuestro director espiritual. Por la noche, jugamos al escondite por el seminario con Andreu, fue una hora de risas y de trabajo en equipo. A las diez y media rezamos las Completas y nos fuimos a dormir. Estábamos bastante cansados.

El último día del fin de semana (el domingo) nos levantamos más temprano de lo normal, en concreto a las siete y cuarto, porque teníamos que estar antes de las nueve en la Sagrada Familia. Nos vestimos rápido y comimos algo para no estar en ayunas y a las ocho nos fuimos en transporte público a la Sagrada Familia. Al llegar, volvimos a vernos con Bruno (ex integrante del grupo Samuel), nos pudimos saludar y celebramos la Misa Internacional, que aunque fuera en diferentes idiomas no era muy difícil de entender y seguir. Después de la celebración desayunamos con nuestras familias. Fue un momento de presentaciones y de conocer un poquito más a los familiares de los compañeros. Luego hicimos  una visita guiada con un monitor (que es arquitecto de la Basílica) que se explicó muy bien. Al acabar nos fuimos otra vez al Seminario para hacer una oración y la comida de final de trimestre con todos los seminaristas y sus familiares, la comida era muy buena y la compañía aún mejor.

Como es tradición al acabar de comer cantamos villancicos. Yo y todos nos lo pasamos genial y pudimos disfrutar al máximo. Pero por desgracia todo tiene un final; al acabar cogimos nuestras cosas, nos despedimos de nuestros amigos, de los seminaristas y de los sacerdotes y nos fuimos muy contentos hacia nuestras casas.

En conclusión, me gustaría recordar que ha sido un fin de semana espectacular y también me gustaría dar las gracias a los sacerdotes y a los seminaristas (mayores y menores) por hacerlo posible. ¡Muchas gracias!

Albert Zapata Font (seminarista menor 4º ESO)